Visado de inversor en Brasil

Visado de inversor en Brasil

Según la legislación actual, para obtener un visado de inversor en Brasil hay que realizar una inversión en empresas nuevas o ya existentes de por lo menos R$150.000 – el límite estipulado anteriormente era de 50.000 dólares estadounidenses. El Conselho Nacional Imigração puede alterar en cualquier momento el valor mínimo estipulado o incluso llegar a permitir que un extranjero invierta un valor menor.

Además, el inversor tiene que presentar un Plano de Investimento (Plan de Inversión), que deberá detallar el programa anual de generación de empleos entre los brasileños.

El plazo del visado fue reducido de 5 a 3 años.

Atención porque cuando consultéis en internet información relativa a la obtención de un visado de inversor en Brasil debéis prestar mucha atención a la fecha de las informaciones. La Resolução Normativa nº 84, que entró en vigor el 13 de febrero de 2009, modificó los requisitos necesarios para que un inversor extranjero obtenga un visado, aumentando las exigencias.

En el documento en PDF Guia de Procedimentos editador por el Ministério do Trabalho brasileño se puede consultar el procedimiento para la solicitud del visado de inversor. Básicamente, primero se tramita la solicitud ante el ministerio brasileño para después completarla en el consulado de Brasil. No es un proceso sencillo y por eso os recomendamos consultar cualquier duda que tengáis al respecto en el consulado brasileño más próximo a vuestro domicilio. En el caso de tratarse de una inversión cuantiosa puede ser interesante entrar en contacto con una empresa especializada en la tramitación de visados de inversor.